Ataque Dirigido

Un «Ataque Dirigido» es una forma de ciberataque altamente focalizada y específica, diseñada para comprometer un objetivo específico, como una organización, un individuo o incluso una infraestructura crítica.

Este tipo de ataque se caracteriza por la meticulosa planificación y ejecución por parte de los atacantes, quienes utilizan información detallada sobre el objetivo para maximizar sus posibilidades de éxito.

Los ataques dirigidos son a menudo sofisticados, empleando técnicas avanzadas y personalización para evadir las defensas de seguridad y lograr sus objetivos específicos, que pueden incluir robo de datos, espionaje, sabotaje o interrupción de operaciones críticas.

Contrastan con los ataques más indiscriminados y automatizados, como los virus informáticos o el malware de amplio alcance.

Los atacantes detrás de un ataque dirigido dedican tiempo a recopilar información sobre el objetivo, identificando vulnerabilidades específicas y diseñando estrategias personalizadas para eludir las defensas de seguridad.

Características clave:

  1. Reconocimiento Avanzado: Antes del ataque, los atacantes realizan una fase exhaustiva de reconocimiento, llamado OSINT, recopilando información sobre la infraestructura, empleados, sistemas y procesos del objetivo. Esto puede incluir la identificación de empleados clave, detalles de la red y conocimiento detallado sobre las vulnerabilidades existentes.
  2. Personalización: Los ataques dirigidos a menudo implican la personalización de técnicas y herramientas para adaptarse a las características específicas del objetivo. Los atacantes pueden crear malware o utilizar tácticas que son únicas para el objetivo en cuestión.
  3. Fases Múltiples: Estos ataques generalmente siguen un enfoque de fases múltiples, que puede incluir la infiltración inicial, la escalada de privilegios, la persistencia en el sistema y la exfiltración de datos.Cada fase está cuidadosamente planificada y ejecutada para lograr los objetivos finales.
  4. Evitación de Detección: Los atacantes dirigidos a menudo utilizan técnicas avanzadas para evadir la detección, como el uso de malware polimórfico, tácticas de evasión de análisis y la explotación de vulnerabilidades desconocidas.

Referencias útiles:

  1. Mandiant – M-Trends 2021: El informe M-Trends de Mandiant proporciona análisis detallado sobre las tendencias de ciberataques, incluyendo ataques dirigidos y amenazas emergentes.
  2. MITRE ATT&CK® – Threat Intelligence: El marco ATT&CK de MITRE incluye una matriz específica sobre inteligencia de amenazas, que aborda tácticas, técnicas y procedimientos comunes utilizados en ataques dirigidos.
  3. CrowdStrike – Global Threat Report 2022: El informe Global Threat Report de CrowdStrike de 2022 (el mas reciente que es gratuito) ofrece información sobre amenazas cibernéticas globales, incluyendo ataques dirigidos y tácticas utilizadas por actores de amenazas avanzados.

Ejemplo de Ataque Dirigido:

Supongamos que una empresa de tecnología líder está desarrollando un producto innovador que ha atraído la atención de competidores y actores maliciosos.

Un grupo de ciberdelincuentes altamente calificado decide llevar a cabo un ataque dirigido contra esta empresa con el objetivo de robar la propiedad intelectual relacionada con el nuevo producto.

En la fase de reconocimiento, los atacantes identifican a ingenieros clave y empleados con acceso a información confidencial. Utilizan técnicas de phishing avanzadas para comprometer las credenciales de un ingeniero senior.

Una vez dentro de la red de la empresa, el grupo utiliza herramientas personalizadas para explorar y mapear la infraestructura, evitando detección mediante el uso de técnicas de evasión.

Durante semanas, los atacantes avanzan cuidadosamente a través de la red, escalando privilegios, eludiendo firewalls y sistemas de detección.

Utilizan técnicas avanzadas de persistencia para asegurarse de mantener el acceso incluso si algunas partes de su actividad son descubiertas. Finalmente, logran acceder y exfiltrar datos altamente sensibles relacionados con el nuevo producto.

El ataque es descubierto después de que la empresa nota comportamientos inusuales en su red y realiza una investigación exhaustiva.

Este ejemplo destaca cómo un ataque dirigido puede ser altamente efectivo, requiriendo una respuesta rápida y medidas de seguridad avanzadas para detectar y mitigar las amenazas.

¿Necesitas ayuda?

Déjanos tu correo para que nuestro equipo se ponga en contacto contigo

Términos relacionados

Agenda tu Consulta Personalizada de Ciberseguridad Ahora:

Agenda tu Consulta Personalizada de Ciberseguridad Ahora: