Ataque Activo

El «Ataque Activo» en el ámbito de la ciberseguridad se refiere a una categoría de acciones maliciosas emprendidas por adversarios con el objetivo de comprometer sistemas, robar información, interrumpir servicios o causar daño a infraestructuras digitales.

A diferencia de los pasivos, que implican la observación y recopilación de información sin alterar activamente los sistemas, los activos involucran una participación directa y a menudo agresiva por parte del atacante.

Estos ataques pueden tomar diversas formas y se ejecutan con la intención de explotar vulnerabilidades, evadir defensas y alcanzar objetivos específicos.

Comprender los ataques activos es esencial para desarrollar estrategias efectivas de defensa y mitigación.

Los atacantes emplean una variedad de técnicas y herramientas para llevarlos a cabo, adaptándose continuamente para eludir las medidas de seguridad.

Características Del Ataque Activo:

  1. Interactividad: Implican interacción directa entre el atacante y el sistema objetivo. Esto puede involucrar intentos de infiltración, manipulación de datos, o la ejecución de comandos maliciosos en tiempo real.
  2. Intención Maliciosa: A diferencia de eventos cibernéticos accidentales o no maliciosos, los ataques activos son llevados a cabo con intenciones maliciosas claras. Esto puede incluir el robo de información confidencial, la destrucción de datos, el secuestro de sistemas, o la interrupción de servicios críticos.
  3. Evasión de Detección: Los atacantes buscan evadir la detección utilizando técnicas sofisticadas, como el uso de malware , tácticas de evasión, y aprovechamiento de vulnerabilidades.
  4. Persistencia: Muchos ataques activos buscan establecer persistencia en el sistema comprometido, permitiendo a los atacantes mantener el acceso a largo plazo y realizar actividades maliciosas de manera continua.

Referencias Recomendadas:

  1. MITRE ATT&CK® – Active Directory: El marco ATT&CK de MITRE ofrece información detallada sobre tácticas, técnicas y procedimientos utilizados en ataques activos, incluyendo escenarios específicos para Active Directory.
  2. US-CERT – Common Cyber Threat Indicators: El Centro de Respuesta de Emergencia Cibernética (US-CERT) ofrece informes de análisis que incluyen indicadores de amenazas comunes asociados con ataques activos.
  3. Asperis Security – Red Teams: Somos una empresa especializada en ciberseguridad que, entre sus servicios, proporciona soluciones para amenazas digitales, incluyendo análisis detallados de ataques activos.

Ejemplo de Ataque Activo:

Supongamos que una organización es objetivo de un ataque activo dirigido por un grupo de ciberdelincuentes.

Utilizan tácticas de ingeniería social para engañar a un empleado clave y obtener acceso a sus credenciales de inicio de sesión.

Con estas credenciales, los atacantes acceden al sistema interno de la organización.

Una vez dentro, despliegan malware personalizado que evade las soluciones de seguridad convencionales.

Utilizan técnicas de movimiento lateral para propagarse a otros sistemas y establecer persistencia mediante la creación de cuentas de usuario falsas.

Durante semanas, los atacantes recopilan información confidencial, como datos de clientes y estrategias comerciales.

El equipo de seguridad de la organización detecta la actividad inusual y lanza una investigación.

A través de un análisis forense, identifican la presencia del malware y las cuentas de usuario sospechosas.

Toman medidas inmediatas para contener el ataque, eliminar el malware y fortalecer las defensas para evitar futuros ataques similares.

Este ejemplo ilustra cómo un ataque activo puede ser una amenaza persistente y sofisticada que requiere una respuesta rápida y medidas exhaustivas de seguridad para mitigar el impacto.

¿Necesitas ayuda?

Déjanos tu correo para que nuestro equipo se ponga en contacto contigo

Términos relacionados

Agenda tu Consulta Personalizada de Ciberseguridad Ahora:

Agenda tu Consulta Personalizada de Ciberseguridad Ahora: