Hash (Hashing)

El hash, o hashing, en el contexto de la ciberseguridad, se refiere a una técnica criptográfica utilizada para transformar datos de cualquier tamaño en una cadena de longitud fija, generalmente a través de un algoritmo hash.

Esta cadena resultante, conocida como hash, es única para un conjunto de datos específico y actúa como una representación digital única de ese conjunto de datos original.

El objetivo principal del hashing en ciberseguridad es proporcionar integridad de datos y verificar la autenticidad de la información sin revelar el contenido original.

Esta técnica se utiliza en una amplia gama de aplicaciones, desde el almacenamiento seguro de contraseñas hasta la verificación de integridad de archivos.

Funcionamiento del Hashing:

El proceso implica tomar una entrada de datos, como un archivo, una contraseña o cualquier otra información, y pasarla a través de un algoritmo específico.

Este algoritmo calcula un valor de hash único basado en los datos de entrada. Incluso una ligera modificación en los datos de entrada resultará en un hash completamente diferente. Los algoritmos más comunes incluyen MD5, SHA-1, SHA-256 y SHA-512.

Usos Comunes del Hashing en Ciberseguridad:

  1. Almacenamiento Seguro de Contraseñas: En lugar de almacenar las contraseñas de los usuarios en texto plano, las organizaciones suelen almacenar los hashes de las contraseñas en sus bases de datos. Cuando un usuario intenta iniciar sesión, la contraseña ingresada se pasa a través del mismo algoritmo y se compara con el almacenado en la base de datos. Si coinciden, se permite el acceso.
  2. Verificación de Integridad de Archivos: También se utilizan para verificar la integridad de archivos. Al calcular el hash de un archivo antes y después de la transferencia o el almacenamiento, es posible verificar si el archivo ha sido modificado o corrompido durante el proceso.
  3. Firmas Digitales: Las firmas digitales son otro caso de uso importante en ciberseguridad. Cuando se crea una firma digital, se calcula un hash de los datos a firmar y luego se cifra con la clave privada del firmante. Cuando alguien verifica la firma digital utilizando la clave pública del firmante, el calculado se compara con el descifrado para verificar la integridad y autenticidad de los datos.

Ejemplo Práctico:

Supongamos que un usuario crea una cuenta en un sitio web y elige una contraseña.

En lugar de almacenar la contraseña directamente en la base de datos, el sistema utiliza un algoritmo hash para calcular el hash de la contraseña.

Este hash se almacena en la base de datos en lugar de la contraseña real. Cuando el usuario intenta iniciar sesión en el futuro, el sistema calculará el hash de la contraseña ingresada y lo comparará con el hash almacenado en la base de datos. Si coinciden, el usuario podrá acceder a su cuenta.

Enlaces de Referencia para Aprender Más sobre Hashing:

  1. «Introduction to Hashing» (GeeksforGeeks):  Este artículo proporciona una introducción detallada al concepto de hashing, los diferentes algoritmos hash y sus aplicaciones en la informática y la ciberseguridad.
  2. «Hashing Explained» (Computer Hope):  Computer Hope ofrece una explicación clara y concisa del hashing, incluyendo ejemplos prácticos y casos de uso comunes en la seguridad de la información.
  3. «¿Qué Es Un Hash Y Cómo Funciona??» (Kaspersky): Kaspersky proporciona una visión general de qué es el hashing, cómo funciona y por qué es importante en el contexto de la seguridad informática.

¿Necesitas ayuda?

Déjanos tu correo para que nuestro equipo se ponga en contacto contigo

Términos relacionados

Agenda tu Consulta Personalizada de Ciberseguridad Ahora:

Agenda tu Consulta Personalizada de Ciberseguridad Ahora: